fbpx

Escribe para buscar

Actualidad Destacados Planeación Financiera

Aprovecha la Ley 2009 de 2019 o Gratuidad de Servicios Financieros

Ley 2009 de 2019 Blog Mis Finanzas Personales

Desde el pasado mes de diciembre de 2019 hemos visto en periódicos y medios de comunicación la noticia de la aprobación de la Ley 2009 de 2019 o la Ley de Gratuidad de Servicios Financieros. Algunos, han pensado que lo que sucederá es que se acabarán los cobros por cuotas de manejo en tarjetas débito y tarjetas de crédito. Sin embargo, el sentido de la Ley es otro. Aquí te contamos qué se aprobó, cómo afecta tu bolsillo y cómo sacar el máximo provecho en tus entidades financieras.

Aquí te contamos:

En resúmen, qué dice la Ley 2009 de 2019

Se trata de una Ley de apenas 5 artículos, que dice que las entidades financieras -que están autorizadas para captar recursos del público y que cobren cuota de manejo- deben garantizar a sus usuarios el acceso a un paquete básico de productos o servicios sin costo adicional. 

Ahora bien, la Ley 2009 de 2019 le dice a las entidades financieras cuáles son esos productos o servicios mínimos, y son estas entidades las encargadas de elegir al menos 3 de estos para ofrecerle a sus clientes.

Cambios en cuentas de ahorro

En el caso de las cuentas de ahorro, las entidades financieras deberán elegir al menos tres de los siguientes productos o servicios para que disfrutes “sin costo adicional”:

  • Talonario o libreta para cuentas de ahorro
  • Consignación nacional
  • Retiro por ventanilla en una oficina diferente a la de radicación de la cuenta con talonario o libreta
  • Copia de extracto en papel
  • Certificación bancaria
  • Expedición de cheque de gerencia

Cambios en tarjetas débito

Si la entidad financiera cobra una cuota de manejo por la tarjeta débito, entonces deberá escoger al menos tres de los siguientes productos o servicios para ofrecerte sin costo adicional:

  • Retiros en canales de la misma red -es decir, de la misma entidad financiera o grupo de entidades financieras-
  • Consultas en canales de la misma red
  • Certificaciones bancarias
  • Consignaciones nacionales a través de oficinas o cajeros automáticos de la red propia
  • Copia de extractos en papel y por internet

Cambios en tarjetas de crédito

En cuanto a las tarjetas de crédito, la Ley 2009 de 2019, establece que el paquete mínimo de productos o servicios que deberá brindarte sin pagar más, serán al menos tres de las siguientes alternativas:

  • Avance de efectivo en cajeros electrónicos de la misma entidad
  • Avance de efectivo en oficina
  • Consulta de saldo en cajeros electrónicos de la misma entidad
  • Reposición de la tarjeta de crédito por deterioro de esta

Cambios en cajeros electrónicos

Uno de los cambios más importantes con la Ley 2009 de 2019 es que ningún establecimiento de crédito podrá cobrarte por operaciones fallidas en cajeros electrónicos.

Cambios en banca virtual

Finalmente, la Ley de Gratuidad de Servicios Financieros establece que ninguna entidad financiera podrá realizar cobros por consultar tu saldo o descargar tus extractos desde tu celular o la sucursal virtual de la misma.

De dónde sale la Ley de Gratuidad de Servicios Financieros

La iniciativa no es nueva. De hecho, hace dos años se intentó tramitar la misma Ley que buscaba dar unos servicios gratuitos a los usuarios de cuentas de ahorro, tarjetas débito y tarjetas de crédito. 

Este año, el senador David Barguil volvió a presentar el proyecto de Ley, con las ponencias de Wadith Manzuar y David Racero. El pasado 27 de diciembre de 2019, finalmente fue aprobada y empezará a operar a partir del 1 de enero de 2020.

Qué cambiará para nuestras Finanzas Personales la Ley 2009 de 2019 (nuestro análisis)

Para una parte significativa de usuarios del sistema financiero la respuesta es: no mucho.

Si bien la Ley se ha promovido como una Ley de Gratuidad de Servicios Financieros, es importante que tengamos presente que no hay nada gratis que los consumidores hayamos obtenido.

El cambio real que trae la Ley 2009 de 2019 es que ahora hay una clara relación entre el cobro de una cuota de manejo y los servicios que esa cuota de manejo cubre. Hasta ahora, muchas de las opciones que la Ley le plantea ofrecer de manera “gratuita” a las entidades financieras ya lo eran y, sin embargo, las entidades financieras seguían cobrando sus cuotas de manejo. 

Con la Ley, queda claro, que esa cuota es la que nos da derecho a tener ese mínimo de productos o servicios financieros. En otras palabras, la palabra clave no es gratis sino “sin costo adicional”.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que:

  1. La Ley 2009 de 2019 aplica para entidades que cobren cuotas de manejo por cuentas de ahorro, tarjetas débito o tarjetas de crédito. Lo que significa que una entidad podría optar por no cobrar estas cuotas y, en cambio, cobrar por los productos y servicios enumerados en esta Ley.
  2. Son las entidades financieras las que escogen cuáles son los tres productos o servicios que nos darán a cambio de la cuota de manejo.
  3. Son las entidades financieras las que escogerán si solo te ofrecen tres o si te ofrecen mas de esos tres productos y servicios a cambio de la cuota de manejo. En teoría, ahora puede ser más explícita la competencia entre entidades financieras que cobran cuotas de manejo.
  4. Estos paquetes se pueden variar mensualmente. Al igual que en los puntos anteriores, será la entidad financiera la que elija si quiere cambiar los tres productos o servicios que te dará a cambio de la cuota de manejo.
  5. Independientemente del cambio, es claro que las entidades financieras deberán avisarte con suficiente tiempo los cambios que realicen en el paquete mínimo de productos o servicios.
  6. La Ley establece que quienes están obligadas a dar el paquete mínimo de productos o servicios son las “entidades autorizadas para captar recursos del público que cobren cuotas de manejo”. Esto significa, que -además de los bancos-, si un fondo de empleados o cooperativa cobra cuota de manejo, también deberá acogerse a la Ley 2009 de 2019.
  7. La Ley no especifica que los tres productos y servicios deben ser iguales para todos sus clientes, por lo que podría ser posible que algunas entidades brindaran de forma diferenciada los beneficios dependiendo del segmento al que pertenezcas en tu entidad financiera.

Sabiendo esto, son relativamente pocas las opciones que representan un cambio interesante para los usuarios del sistema financiero con esta Ley. Recordemos los productos y servicios para los cuales aplica:

En cuentas de ahorro:

  • Talonario o libreta para cuentas de ahorro. Este es un producto que probablemente termine por desaparecer, por lo que el impacto para la mayoría de usuarios de cuentas de ahorro será nulo en caso de que nuestra entidad decida incluirlo en nuestro paquete.
  • Consignación nacional. Este es quizás uno de los cobros más costosos y poco justificables en 2020; hasta ahora, si consignabas a una cuenta que está en otra ciudad diferente a la tuya, podrías terminar pagando hasta $10.000 extras por hacer una consignación nacional. Si tu entidad financiera decide escoger este producto dentro del paquete, creemos que será una de las mejores alternativas de las que hay disponibles.
  • Retiro por ventanilla en una oficina diferente a la de radicación de la cuenta con talonario o libreta. Al igual que la primera, la condición es ser usuario de talonario o libreta y la mayoría de usuarios tiene tarjeta débito. El impacto es nulo también.
  • Copia de extracto en papel. Para una porción importante de usuarios puede ser una segunda buena opción; sin embargo, buena parte de las entidades financieras más grandes han migrado a extractos digitales; los extractos en papel probablemente desaparecerán en los próximos años.
  • Certificación bancaria. La mayoría de las entidades financieras más grandes ya no cobran por este tipo de certificaciones y permiten descargarlas desde sus sucursales virtuales, por lo que el impacto será nulo si es tu caso.
  • Expedición de cheque de gerencia. Este sería la tercera mejor opción para un consumidor financiero. Actualmente, la mayoría de cheques de gerencia tiene un costo que debes asumir si es a ti a quien se lo expide la entidad financiera.

En tarjetas débito:

  • Retiros en red propia. Esta es la opción con mayor impacto para los consumidores financieros; sin embargo, varias entidades financieras hoy no cobran por transacciones realizadas en red propia; otra parte, cobra a partir de un número de retiros.
  • Consultas en red propia. Buena parte de las entidades financieras no cobra por consultas en red propia, por lo que el impacto es muy bajo en este producto o servicio.
  • Certificación bancaria. Ya la analizamos arriba en cuentas de ahorro. En resumen: bajo impacto.
  • Consignación nacional a través de oficinas o de cajeros automáticos de la red propia. Ya la analizamos arriba en cuentas de ahorro. En resumen: alto impacto.
  • Copia de extracto en papel y por internet. Ya la analizamos arriba en cuentas de ahorro. En resumen: bajo impacto.

En tarjetas de crédito:

  • Avance en cajero de la misma entidad. Este es uno de los costos más importantes que asume un usuario de tarjetas de crédito, por lo que el impacto puede ser bueno si tu entidad financiera elige este producto dentro de su paquete mínimo.
  • Avance en oficina. Generalmente los avances en oficina son de más de un monto mínimo. Si bien el impacto parece positivo; si te encuentras haciendo un avance de efectivo de más de un millón de pesos de tu tarjeta de crédito, es mejor que te cerciores de que sea un caso que lo amerite. De lo contrario, quizás sea mejor que hablemos y hagamos una asesoría financiera que te permita analizar otras opciones de solventar lo que quieres solventar.
  • Consulta de saldo en cajero de la misma entidad. La mayoría de entidades financieras permiten ver el saldo de tu tarjeta de crédito a través de plataformas digitales como banca virtual o aplicaciones de celular. En consecuencia, el impacto es nulo en este servicio, teniendo en cuenta que la misma Ley prohíbe el cobro por estas consultas en canales digitales.
  • Reposición por deterioro. Esta sería la segunda mejor opción en el caso de tarjetas de crédito. Generalmente, el costo de reposición de la tarjeta de crédito lo asume el usuario. Ahora bien, la Ley es explícita en decir que debe ser por deterioro; lo que significaría que en caso de pérdida o robo, probablemente seas tú quien deba asumir el costo de la nueva tarjeta de crédito.

Qué debes buscar en tu entidad financiera para aprovechar esta Ley

La Ley 2009 de 2019 es un buen recordatorio para que entiendas que tienes un poder muy importante como Consumidor Financiero. 2020 sea probablemente un muy buen año para revisar tu portafolio de productos y servicios financieros y preguntarte si hay algo mejor que alguien más pueda ofrecerte.

Este tipo de leyes beneficia a todos los usuarios del sistema financiero. En este caso no tanto por la reducción de costos, porque -recordemos- no hay nada “gratuito” en la Ley -solo una justificación del cobro de cuotas de manejo-, sino por la competencia que puede promover entre las entidades financieras.

Así que, para aprovechar al máximo la Ley 2009 de 2019 te sugerimos:

  1. Revisa cuáles de los productos y servicios escogió tu entidad financiera para ti. La Ley obliga a todas las entidades financieras que captan recursos del público a informar de manera clara y oportuna a través de todos sus canales de comunicación la composición del paquete mínimo de productos o servicios al que tendrás acceso sin costo adicional mes tras mes.
  2. Prefiere entidades financieras que: no cobren cuota de manejo y brinden de forma gratuita los productos y servicios que la Ley promueve. Existen y las monitoreamos en nuestros rankings para usuarios premium.
  3. Si tu entidad te cobra cuota de manejo y, no puedes negociar ese cobro, piensa cuáles son los productos o servicios que más utilizas y elige entidades que incluyan estos dentro de su paquete mínimo.
  4. Generalizar es muy difícil en finanzas personales, pero creemos que un buen paquete sería:
    • En cuentas de ahorro: consignación nacional, cheque de gerencia y certificación bancaria o copia de extracto.
    • En tarjetas débito: retiros en red propia, consignación nacional y copia de extracto.
    • En tarjetas de crédito: avance en cajero, avance en oficina, reposición por deterioro.
  5. No consultes el saldo en cajeros automáticos u oficinas si te cobran por esto. Recuerda que la Ley prohíbe cobros de consulta de saldo o descarga de extractos en plataformas electrónicas.
Juan Camilo González Trujillo

Fundador de TranquiFinanzas y MisFinanzasPersonales.co Facilitador, investigador y experto en finanzas personales y educación financiera. Docente de la Facultad de Finanzas y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. Me he desempeñado como asesor del ICFES, de la OIM, del CID de la Universidad Nacional, Asobancaria, entre otros.

  • 1

2 Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.