fbpx

Ley 1564 de 2012

Asesoría en Insolvencia

Si tienes deudas que no puedes pagar y has agotado todas las opciones disponibles (rediferidos, renegociaciones, reestructuraciones, etc.), en Mis Finanzas Personales te ayudamos a encontrar una solución definitiva.

En Mis Finanzas Personales hemos creado un programa de asesoría especial para personas que quieren acogerse a la Ley de Insolvencia de Personas Naturales No Comerciantes, y solucionar de una vez por todas sus problemas de deuda.


Empezamos por una revisión experta de cómo están tus finanzas personales y cuáles fueron las causas que te llevaron a la insolvencia. Con base en esta, te ayudamos a prepararte para acogerte a los beneficios de la Ley 1564 de 2012, o Ley de Insolvencia, y lograr un acuerdo con tus acreedores.

En esta página encontrarás las respuestas a las preguntas más comunes sobre el procedimiento de insolvencia. Si quieres más información, puedes agendar una llamada gratuita exploratoria con nosotros.


En la llamada revisaremos si cumples los requisitos para acogerte a la Ley de Insolvencia. Si es así, podrás escoger entre una asesoría para la preparación y radicación de tu caso, o un acompañamiento desde antes de la misma y hasta la solución completa de tu situación de sobre-endeudamiento.

Lo que debes saber sobre la Ley 1564 de 2012

o el Procedimiento de Insolvencia para Personas Naturales No Comerciantes

Hemos agrupado las preguntas más frecuentes de nuestros clientes sobre la Ley 1564 de 2012 a continuación. Haz clic sobre cualquiera de ellas para ver la respuesta. Si ya conoces cómo funciona la ley de insolvencia de personas naturales, y quieres saber cómo podemos ayudarte, puedes avanzar hasta la siguiente sección.

Si quieres aprender más sobre este tema, también puedes consultar la Guía que realizamos en nuestro Blog sobre la Ley de Insolvencia de Personas Naturales.

Es la misma Ley 1564 del 12 de Julio de 2012. Esta permite a una persona (no comerciante) hacer una negociación al mismo tiempo con todos sus acreedores. También se conoce como Ley de Bancarrota o Ley de Quiebras. Existe también una Ley de Insolvencia para negocios y empresas que es la Ley 1116 de 2006. En esta página, nos referiremos únicamente a la Ley de Insolvencia para Personas Naturales No Comerciantes.

Es la ley que le permite a las personas naturales no comerciantes tener la oportunidad de negociar con todos sus acreedores cuando ya no pueden pagar sus deudas. Todo esto en el marco de la Ley 1564 del 12 de julio de 2012 de Insolvencia de Personas Naturales No Comerciantes.

Una persona insolvente es aquella a quien lo que tiene y lo que gana no le alcanza para cumplir con el pago de sus deudas. También podríamos decir que alguien es insolvente cuando el total de sus pasivos (o deudas) es mucho mayor que el total de sus activos. La Ley 1564 de 2012 les da a los insolventes la opción de negociar con todos sus acreedores en la misma mesa, y retomar el control de sus Finanzas Personales.

Cuando una persona es insolvente, generalmente acumula tanta deuda como le presten. Para este momento, sus ingresos se van en su mayoría al pago de cuotas de créditos. La señal más clara está en la imposibilidad de pagar sus cuotas normalmente. Para este momento, se expone a embargos que pueden congelar desde una parte de su salario, hasta sus bienes. Para evitar agravar la situación y perder su patrimonio, recomendamos contratar una Asesoría en Insolvencia y acogerse a la Ley 1564 de 2012.

Para declararse insolvente como persona natural es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Tener dos (2) o más obligaciones en mora por más de 90 días con 2 o más acreedores. En otras palabras, debes haber dejado de pagarle a dos entidades (o personas) por más de 3 meses.
  2. Que estas obligaciones que dejaste de pagar sean más de la mitad del total de todas tus deudas.
  3. No ser comerciante; es decir, debes ejercer una profesión u oficio que no este catalogado como tal.

Es el proceso mediante el que tienes la oportunidad de negociar tus deudas con TODOS tus acreedores -sean o no bancos-. Esto aplica tanto para empresas (que se acogen a la Ley 1116 de 2006) como para personas (que se acogen a la Ley 1564 de 2012). Ten presente que, para acogerte al procedimiento de Insolvencia de Persona Natural No Comerciante, no es obligatorio contratar abogados especializados en insolvencia.

Te puedes declarar en bancarrota utilizando la Ley 1564 de 2012. Antes de hacerlo debes comprobar que:
 
  1. 1. No eres comerciante. Es decir, que no estás registrado como tal en la Cámara de Comercio, o eres dueño de más del 50% de una sociedad, o que ejerces una profesión catalogada como tal.
  2. Que has dejado de pagar 2 o más deudas por más de 90 días, y que se las debes a dos o más personas o entidades.
  3. Que esas deudas en las que te atrasaste representan más de la mitad del total de todas tus deudas.
 
Este es un proceso que puedes realizar en Notarías, Centros de Conciliación o en Cámaras de Comercio.

Solo debes cumplir 3 requisitos para poder acogerte a la Ley 1564 de 2012:

  1. No ser comerciante. Este es fundamental, ya que la Ley -de hecho- se llama Insolvencia para Personas Naturales No Comerciantes.
  2. Que te hayas atrasado en el pago de por lo menos 2 deudas y que no pagues hace 3 meses o más.
  3. Que esas deudas en las que te atrasaste sumen más de la mitad del total de TODAS tus deudas (incluyendo personas y entidades).

No es obligatorio que te represente un abogado experto en insolvencia. Sin embargo, sí es importante que tengas una asesoría sobre cómo funciona este procedimiento y cómo llevar a cabo tu negociación.

Una vez revisaste los requisitos y te aseguraste de que los cumples te recomendamos:

  1. Acudir a un asesor financiero experto en el procedimiento de insolvencia de personas naturales no comerciantes (no necesariamente tiene que ser abogado).
  2. Preparar tu caso. Esto es, hacer una revisión exhaustiva de tu situación financiera.
  3. Elegir un Centro de Conciliación autorizado por el Ministerio de Justicia o una Notaría para radicar tu proceso.
  4. Radicar la solicitud para acogerte a la Ley 1564 de 2012.
  5. Intentar llegar a un acuerdo con tus acreedores.
  6. Si lo haces, deberás cumplir el acuerdo en los términos de la negociación.

El proceso de insolvencia tarda, aproximadamente, 3 meses en llegar a su fin. Sin embargo, dependiendo de tu situación financiera puede alargarse o ser mucho más ágil.

Para no equivocarte en la aplicación de la Ley 1564 de 2012, es importante que tengas una asesoría adecuada.

Todo empieza por realizar un análisis de tu situación financiera. En él, tu asesor revisará que cumplas con los requisitos y te sugerirá una estrategia para minimizar los costos del proceso y elevar la probabilidad de hacer una muy buena negociación.

Con esto claro, deberás radicar en el Centro de Conciliación o Notaría que hayas escogido -con ayuda de tu asesor- la solicitud para acogerte a la Ley 1564 de 2012.

A partir de ese momento, se detendrán todos los embargos y procesos ejecutivos que puedas haber tenido activos. Igualmente, no podrán embargarte mientras no se resuelva tu situación en el trámite de insolvencia.

Es la manera en la que cualquier persona -no comerciante-, puede tener una nueva oportunidad para pagar sus deudas. Tan pronto alguien se da cuenta de que sus obligaciones superan su capacidad de pago, puede acudir a la Ley 1564 de 2012 en busca de una solución. Esta Ley se conoce como la Ley de Insolvencia de Persona Natural No Comerciante.

La liquidación patrimonial es tomar los bienes del deudor y pagar con ellos a las personas a quien les debe. Este pago se realiza de manera proporcional y hasta donde alcancen los bienes disponibles.

El proceso de liquidación patrimonial se da en el momento en el que la negociación de deudas con los acreedores se declara fallida. Es decir, que más de las mitad de las personas a quienes les debes votaron negativamente la negociación. En ese momento, remiten los documentos a un juzgado civil para que un juez declare la liquidación patrimonial.

Ahora bien, recuerda que a esto solo se llega en un caso extremo. La Ley 1564 de 2012 -o Ley de Insolvencia- busca realizar acuerdos con tus acreedores. Por esto es que es muy importante tener un muy buen asesor a tu lado durante el proceso.

Siempre podrás acceder a la ley de insolvencia de personas naturales no comerciantes, sin importar si tienes bienes o no. La ley está hecha para que tengas la oportunidad de negociar tus obligaciones. Esta negociación buscará el mejor plazo para ti y las cuotas que puedas pagar.

El riesgo de la insolvencia se da cuando lo que tienes en tus bienes es inferior a lo que debes. Además, tus ingresos en este punto son insuficientes para realizar los pagos a las cuotas de estos créditos. En otras palabras, todas tus Finanzas Personales están en rojo.

Si cumples con los requisitos para declararse insolvente, y decides acogerte al procedimiento, es necesario que:

  • Digas toda la verdad de tus deudas y activos. De lo contrario, el proceso puede acabar sin los beneficios a los que tienes derecho. Incluso, puedes exponerte a sanciones.
  • Cumplas con lo prometido en la negociación. De lo contrario, te expones a una liquidación patrimonial.

La insolvencia fraudulenta se da cuando no declaras la totalidad de tus deudas, o la realidad de tu situación financiera. Esto incluye, por ejemplo, no declarar deudas con personas, empresas de ventas por catálogo, de comunicaciones, television, etc.

Recuerda que debes declarar TODA la realidad de tus finanzas personales, sin importar si tus deudas son formales o informales.

Tampoco puedes ocultar activos. Esto ocasionaría que el proceso no pueda llevarse a cabo y te expondrías a sanciones.

La insolvencia de una persona la declaras tu mismo. No necesitas de abogados, ni nada que se le parezca. En el momento en que ves que vas a la quiebra puedes acceder a los beneficios de la Ley 1564 de de 2012. Con ella, accedes a los beneficios de la insolvencia de personas nauturales no comerciantes.

El proceso de liquidación de bienes también se conoce como proceso de liquidación patrimonial. Sucede cuando la negociación de deudas con tus acreedores se declara fallida. Es decir, cuando más de las mitad de los acreedores dieron su voto negativo al proceso de negociación. En consecuencia, se remiten los documentos a un juzgado civil para hacer la liquidación de bienes.

La liquidación de bienes es tomar los bienes del deudor y pagar, con ellos, de manera proporcional a cada uno de los acreedores.

Recuerda que a esto solo se llega en un caso extremo. O porque los términos de negociación no fueron aceptados por tus acreedores, o porque incumpliste las condiciones que negociaste.

¿Cómo funciona nuestra asesoría?

Somos expertos en Finanzas Personales. Por esta razón, queremos asegurarnos de que:

 

        1. Resuelvas tus problemas de deudas de raíz si tu caso aplica para acogerte a los beneficios de la Ley 1564 de 2012.
        2. Entiendas cómo llegaste a este punto en tus finanzas, de forma que nunca más tengas que llear aquí.
        3. Tengas una opción en la que no tengas que volver a endeudarte por conseguir el dinero para pagar abogados.
        4. Pagues solo lo justo que debes pagar por acogerte a un proceso de insolvencia en los términos de la Ley 1564 de 2012.

La Ley 1564 de 2012 es bueno aprovecharla cuando tengas toda la seguridad de que es el mejor camino. En nuestra llamada exploratoria te diremos si es lo mejor que puedes hacer, o si tienes otras alternativas para considerar antes de empezar.

AGENDA UNA LLAMADA EXPLORATORIA 01. AGENDA UNA LLAMADA GRATIS

Con base en la llamada exploratoria, te diremos cuáles alternativas te sugerimos como rumbo de acción. Dependiendo de la complejidad de tu caso, te mostraremos lo que debes tener en cuenta antes de tomar la decisión de entrar a un proceso de Insolvencia. Finalmente, te daremos una cotización de nuestros servicios.

02. REVISA NUESTRAS ALTERNATIVAS

Nuestras tarifas son transparentes y estándar. No dependen de la cantidad de deuda que tengas (como sucede con la mayoría de asesores de insolvencia). Sabemos que el dinero que tienes deberías utilizarlo para tu negociación, no para pagar abogados que siguen los pasos que la Ley describe. Por esto, puedes elegir entre un plan en el que tú estarás al frente de todo el proceso, después de que te explicamos detalladamente qué hacer; o uno en el que te acompañaremos desde el día 0 hasta que estés libre de deudas.

03. ELIGE EL PLAN DE ACOMPAÑAMIENTO

Realiza el pago del plan que elegiste y empecemos a trabajar. Nuestro experto trabajará contigo dándote la mejor orientación para que llegues a un acuerdo que te permita recuperar el control de tu vida y de tus finanzas. Te dirá qué hacer y qué no hacer para lograr la mejor negociación para ti y los que dependen de ti.

04. REALIZA TU PAGO

El proceso de Insolvencia de acuerdo con la Ley 1564 de 2012 tiene una duración promedio de 3 meses. Después de estos, tendrás una negociación a tu favor, no a favor de tus acreedores, o habrás resuelto de fondo tu sobre-endeudamiento.

05. VIVE LIBRE DE DEUDAS

¿Estás listo para vivir libre de deudas?

EMPIEZA AHORA A DISFRUTAR DE LOS BENEFICIOS DE LA LEY 1564 DE 2012